28 de abril de 2007

Estonia profana las tumbas de soldados que dieron sus vidas para salvarla de los nazis


La policia estonia apoya a los neonazis, los politicos estonios prefererían tener la tumba de Hitler en el centro de Tallin, en vez de un monumento en memoria de heroes que liberaron su pais de los nazis, todo esto y mas en un país donde si hablas en ruso, no tienes derecho a la nacionalidad. Bruselas mira para el otro lado, los medios de comunicación occidentales prefieren callarse o contar mediasverdades... Y la lista sigue... Al parecer alguien tiene mucho interes en escribir de nuevo la historia del continente europeo: Hitler sería así la pobre e inocente victima de los bárbaros sovieticos.
En cualquier caso compadezco al pueblo estonio, es horrible vivir con ese lavado de cerebro.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parece normal. No la represión ni la censura, sino el hecho de mantener la tumba de Hitler. Me parece que a un nivel internacional-pragmático, cuando ese país se abra al turismo, se verá más atraido por la tumba de un dictador ególatra y autoritario que por uno de los muchisimos monumentos (que nodigo que sean ya suficientes) que hay rememorando a los soldados que lucharon en favor de la libertad.

Un saludo,
Mati : )

Anónimo dijo...

Creo que no pensamos igual... Hitler invadio Estonia, pero los comunistas también, Hitler fue un dictador horrible, pero Stalin (quien invadio Estonia) también. Creo que los estonios no mejoraron con la invasión comunista. Sólo se han recuperado de la invasión de Hitler ahora, en los noventa y en 2004, cuando se independizaron de la URSS y cuando entraron a la UE y se alejaron del espíritu de una opresora y comunista URSS que no tenia nada que envidiar al Reich alemán.

Wadim dijo...

No seré yo quien defienda a Stalin, ni a la dictadura comunista, que retraso el desarrollo de Rusia por lo menos unos 50 años. Pero los soldados soviéticos lucharon heroicamente en la Gran Guerra, son recordados como héroes que liberaron el mundo del fascismo de la Alemania nazi, e intentar reescribir la historia para "cambiar" eso es rebajarse al nivel de Hitler o incluso más bajo. Discriminar a los rusos en Estonia va en la misma línea.